RIES

Marcos Altgelt conversa con Flavio Affonso

Capturarlo en estado líquido

RIES es un estudio formado por un grupo mixto de diseñadorxs industriales, arquitectxs, y gente de oficio. Marcos Altgelt, uno de los cofundadores junto con Tasio Picollo, nos cuenta que les gusta pensar que esa pluralidad de visiones le aporta riqueza y le da forma al estudio.

Nacido como taller para hacer las ideas que surgían, lograron una gran exposición con Alpina, una colección formada por una silla, una mesa, un escritorio, una estantería, -concebida con la idea de ocupar ligeramente los espacios parecen un dibujo en outlines más que objetos con volumen- lograron también la invitación a exponerla por el mundo.

A partir de la idea de conocer la experiencia del estudio con la colección Fuso, materializada con el más líquido de los sólidos, hablamos con Marcos y conocimos más de cerca su proceso de trabajo.

Hoy en día somos 6 personas en la parte de proyecto y gestión, y 4 personas en el taller. Y si tienen que responder a qué se dedica RIES, nos cuenta:

Quizás continuando un poco con la respueta de cómo está formado, diría que nuestra práctica es bastante amplia. Nos dedicamos a diseñar y a producir lo que diseñamos. Sea lo que sea. Al tener integrantes con trasfondos e intereses mixtos, la escala de lo que hacemos puede ir desde un vaso hasta un restaurant entero.

Cómo seleccionan los proyectos que van a hacer?

Fue algo que naturalmente varió mucho con el tiempo. Al principio, no sólo no podíamos decir que no, sino que nos inventábamos nuestros propios proyectos, o hacíamos otros solamente para subsistir. Hoy en día, por suerte, estamos en una posición en la cual tenemos el privilegio de poder decir que no a algunas cosas. Tratamos de trabajar en proyectos que no solamente sean publicables cuando se terminan, sino que también buscamos que la causa atrás del proyecto sea algo que nos identifique.

Creen que de alguna forma un trabajo los lleva al siguiente o los ven como ideas de distintos universos?

En algunos casos hay un hilo conductor y en otros no tanto. Sobre todo cuando desarrollamos un producto, puede haber un detalle que venga arrastrado de una colección anterior. Pero cuando hacemos espacios, intentamos que cada proyecto tenga su atmósfera propia.

Cómo es dedicarse a hacer productos desde Buenos Aires para el mundo?

Si bien es poca la cantidad de piezas que vendemos afuera en relación a la que vendemos en Buenos Aires, nos gusta saber que cada tanto lo que hacemos localmente tiene aceptación o capta cierto interés afuera y que de alguna manera es parte de una convesación global que existe en el mundo del diseño de hoy en día.

Pareciera ser que tratan de hacer objetos o elementos de mobiliario con la mínima cantidad de piezas posibles, es una búsqueda del estudio o es una impresión mía?

No es algo que busquemos específicamente… supongo que sucede de manera un poco natural por nuestra formación, o gustos, o lo que sea. Pero sí diría que hay un interés por no hacer cosas que parezcan sobre-diseñadas. Nos gustan las cosas simples. Y hay otro aspecto de esto, que también hay muchas cosas que hacemos que parecen sencillas a simple vista y constructivamente no lo son en absoluto.

Creés que existe una estética RIES como precepto o como búsqueda o es algo que se termina conformando a posteriori de cada desarrollo?

Es un poco y un poco. Hay algo del imaginario que podamos tener nosotros mismos sobre qué es Ries, y hay otro poco de esa imagen que se va construyendo a medida que vamos haciendo camino al andar.

Sobre Fuso

Cómo surgió la idea de hacer Fuso?

Esta colección nació cuando fuimos convocados por la galería Chamber para participar de una muestra llamada Nomad, que se hace dos o tres veces al año en diferentes locaciones alrededor del mundo. En este caso era la primera vez que se hacía en Venecia, y el brief de curatorial de la galería pedía a todos los diseñadores que realicemos piezas en vidrio. Si bien éramos bastante concientes de que estábamos yendo a la meca del vidrio del mundo, fue interesante ver cómo 5 estudios, todos de diferentes partes del mundo y con cero experiencia previa en el oficio, encaramos el proyecto de manera muy diferente.

Me contás sobre el encuentro de la cristalería San Carlos y la experiencia en el trabajo con ellos?

Lo único que sabíamos era que esta era la única cristaleria de cristal soplado virgen de crisol en el país. No había otro lugar para hacer lo que nos fue encomendado. Incluso en el grupo de diseñadores que participaban en la muestra había un diseñador amigo, Rodrigo Bravo, que tuvo que viajar hasta acá para hacer las piezas porque en Chile no quedan más fábricas de este oficio. Fuimos sin saber mucho que esperar, y terminó resultando una experiencia increible.

Creo que una de las cosas más difíciles es que el otro entienda lo que uno quiere hacer, de la forma en que uno quiere hacerlo. Cómo fue este proceso con la cristalería? Se entendieron desde el inicio o fue difícil lograr que realizaran la idea que tenían? Qué les mostraron para contarles lo que querían hacer?

Totalmente. Debemos admitir que no fue fácil al principio. Es una fábrica que está funcionando desde 1949 y que a pesar de haber atravesado todos los embates de la historia del país, sigue en pie. También hay que entender que los sopladores dedican el 99,9% de su tiempo a soplar copas de vino. Es un trabajo que a pesar de ser super manual y artesanal, es muy repetitivo y lo tienen muy automatizado. Nosotros fuimos con varias ideas porque sabíamos que si íbamos con una sola, sumado a nuestra falta de experiencia en el oficio, teníamos varias chances de irnos con las manos vacías. Finalmente, luego de varias idas y vueltas con los sopladores, vimos que había una idea que podía funcionar. El concepto era el de tratar de capturar el estado “líquido” del vidrio de manera sólida. El vidrio –o el cristal, en este caso– se comporta de una manera muy desafiante para trabajar. Desde que se sopla en estado vítreo hasta que se solidifica transcurren solamente unos segundos. Con lo cual sucede algo super interesante, que el proceso de diseño y la producción del oficio se funden en una única acción. No son acciones disociadas.

Me imagino que muchas de las decisiones se tomaron en el proceso, o ya sabían todo lo que tenían que tener previsto, es decir, tenían conocimiento sobre producir con cristal soplado?

No teníamos conocimiento previo sobre el cristal soplado, salvo algunos videos que habiamos visto antes para entender un poco sobre el tema. Creo que lo más lindo del proyecto es haber usado moldes en desuso de la fábrica para producir nuestras piezas. En la fábrica hay aproximadamente 15000 moldes de los cuales se debe usar menos del 1% hoy en dia. Tuvimos que revisar y abrir miles de moldes en estanterías llenas de polvo para encontrar los que se adaptaban mejor a nuestra idea. Si bien luego de soplar en esos moldes, las piezas fueron manipuladas manualmente para lograr ese efecto más orgánico que hace que cada una sea única, hay algo un poco más profundo y atractivo a nivel conceptual que es utilizar la historia como herramienta de proyecto para transformarla en algo propio.

Cambiaron mucho de la idea al objeto final?

Por suerte no! Creo que nos fuimos con una serie de piezas que contaban de manera bastante fiel la idea que queriamos transmitir

Cuáles son las etapas de desarrollo? Qué se encontraron en el proceso de hacer las piezas?

Aprendimos muchisimo sobre las limitaciones de tamaño, de cómo se cortan las piezas, de el tiempo de enfriamiento, de la composición del material…

Para sintetizar algo que en realidad es mucho más complejo, digamos que hay dos o tres momentos importantes en el desarrollo. La primer parte es el soplado, luego hay que enfriar las piezas de manera lenta en un horno enorme porque si no se quiebran, y por último está toda la parte de trabajo en frío que sería el cortado, lijado, requemado, y pulido de los bordes.

En qué están en estos días?

Respecto a la cristaleria, estamos desarrollando un vaso largo para sumar a la colección Fuso. Por fuera de eso, estamos trabajando en un proyecto gastronómico de interiorismo y equipamiento en Olivos que ojalá pueda inaugurar este año.

Ries es un estudio radicado en Buenos Aires que se dedica a diseñar y producir mobiliario, objetos y espacios. En 2018 fundan Quick Tiny Shows junto a Juan Garcia Mosqueda, una plataforma experimental para promover la exhibición de nuevas ideas relacionadas al arte, el diseño y la arquitectura.
Fotos por Félix Niikado
RIES
@ries_estudio